EL FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DOCUMENTAL Y CORTOMETRAJE DE BILBAO – ZINEBI CONCEDE AL CINEASTA ITALIANO MARCO BELLOCCHIO EL MIKELDI DE HONOR EN RECONOCIMIENTO A LA EXTENSA FILMOGRAFÍA DE UNO DE LOS GRANDES DIRECTORES DEL CINE EUROPEO CONTEMPORÁNEO

La 59ª edición de ZINEBI se celebrará del 10 al 17 de noviembre y el galardón se entregará en el transcurso de la gala de clausura, en el escenario principal del Teatro Arriaga de Bilbao.

El festival proyectará sus cortometrajes La colpa e la pena (1961) y Per una rosa (2017) –este último en la Gala de Clausura– y los largometrajes I pugni in tasca (1965), Sorelle mai (2010) y el reciente Fai bei sogni (2016).

El Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao (ZINEBI)– organizado por el Ayuntamiento de Bilbao– hará entrega del segundo Mikeldi de Honor de su 59ª edición al cineasta italiano Marco Bellocchio, en reconocimiento a la extensa filmografía de uno de los grandes directores del cine europeo contemporáneo. Recibirá el homenaje del festival en la gala de clausura, el 17 de noviembre, a partir de las 20:00 horas, en el escenario principal del Teatro Arriaga.

Marco Bellocchio atesora una obra cargada de originalidad artística y también un apasionado compromiso ético y político, por lo que se ha caracterizado por ser un realizador incómodo y no fácilmente clasificable, dotado de una mirada incisiva, enrabietada y nada complaciente que con frecuencia le ha valido el calificativo y el aura personal de cineasta rebelde. Nacido en 1939 en Bobbio, una pequeña localidad de la región de Emilia-Romagna, en el norte de Italia, esa rebeldía empezó a manifestarse en el colegio de los padres salesianos en el que cursó sus primeros estudios y en el que también comenzó a surgir su temprana vocación como hombre de cine.

Tras realizar dos cortometrajes –Abasso il zio y La colpa e la pena, en 1961– y un mediometraje, Ginepro fatto uomo (1962), en 1965 logró dirigir su primer largometraje, I pugni in tasca, una brillante opera prima en la que se ponen ya de relieve algunas de las características que van a convertirse en los leit-motivs de todo su cine posterior: una inequívoca posición política de izquierdas y su mirada crítica e inconformista, mediante las cuales ha mostrado las contradicciones del individuo en su relación con las instituciones que conforman su ser en sociedad, de una manera destacada la familia, la religión y los aparatos ideológicos y represivos del Estado italiano –vale decir occidental–.

La misma actitud combativa se mantiene en su segunda película, La Cina è vicina (1967), en la que, con momentos de un áspero sentido del humor, se cuenta la difícil relación entre dos hermanos con muy diferentes posiciones políticas. Esta película obtuvo el Gran Premio del Jurado del Festival Internacional de Cine de Venecia y el Nastro d’Argento del Sindicato Nacional de Periodistas Cinematográficos al Mejor Guión. En 1969 dirigió el documental Il popolo calabrese ha rialzato la testa (Paola), producido por la Unión de los Comunistas Italianos (UCI). También en 1969 dirigió uno de los episodios, titulado Discutiamo, discutiamo, de la película colectiva Amore e rabbia, en la que también colaboraron Pier Paolo Pasolini, Bernardo Bertolucci, Carlo Lizzani y Jean-Luc Godard.
Películas importantes de los años setenta son Nel Nome del padre (1971), su documental Nessuno o tutti. Matti da slegare (1975) y Marcia trionfale (1976), además de Sbatti il mostro in prima pagina (1972), protagonizada por Gian Maria Volonté, y su versión de La gaviota, de Anton Chéjov (1977). En 1982 dirigió Gli occhi, la bocca, con Ángela Molina como protagonista, y en 1984 pudo contar con Marcello Mastroianni al frente del reparto de Enrico IV, su versión de la obra homónima del gran dramaturgo siciliano Luigi Pirandello.

En 2002 dirigió uno de sus grandes éxitos, L’ora de la religione, un nuevo examen sobre las creencias religiosas, la fe y el martirio, por el que obtuvo un nuevo Nastro d’Argento, esta vez como Mejor Director. En 2003 reconstruyó, con su Buongiorno, notte, el secuestro y asesinato del político democristiano Aldo Moro por la Brigadas Rojas, una estremecedora y claustrofóbica puesta en escena con la que puso en pie un humanísimo y emotivo alegato contra el terrorismo en su país. Esta película le valió un nuevo Premio Especial del Jurado del Festival de Venecia en 2003.

Sin dejar de filmar, en 2012 inició el rodaje de su (una vez más) polémica y conflictiva producción, titulada Bella addormentata, sobre el caso de una mujer que lucha por la eutanasia para su padre en el país que acoge en su territorio al Vaticano. Una controvertida decisión del jurado del Festival de Venecia, presidido por el director norteamericano Michael Mann, excluyó esta película de su León de Oro, lo que provocó una airada reacción del veterano realizador. Su último largometraje hasta este momento es Fai bei sogni, filmado en 2016.

Este mismo año ha realizado su cortometraje Per una rosa, que se proyectará en la gala de clausura del festival. En ZINEBI 59 podrán verse el corto La colpa e la pena (1961) y los largometrajes I pugni in tasca (1965), Sorelle mai (2010) y el reciente Fai bei sogni (2016).

Copyright © 2017 ZINEBI 59. Todos los derechos reservados.
ZINEBI Colón de Larreategui, 13 - 3º Iz, 48001 Bilbao - Spain / Tel. +34 94 424 86 98 / Fax. +34 94 424 56 24 / info@zinebi.eus