INTERNATIONAL FESTIVAL
recognised by:
INTERNATIONAL FESTIVAL
categorised as Class A by:

Cartel


Nuevo trofeo y nuevo cartel en ZINEBI 60

A comienzos de octubre de 1959, los responsables de la primera edición del Certamen Internacional de Cine Documental Iberoamericano y Filipino de Bilbao explicaban en el número 1 de la revista Miqueldi, el amante órgano de información del recién nacido festival de cine, los motivos de su elección del trofeo que se proponía ser una de sus imágenes más reconocibles. Por un lado, declaraban su intención de que el nuevo trofeo Miqueldi (entonces escrito con q) lograra situarse “en la primera línea de los premios cinematográficos internacionales en el ámbito del cine documental”. A continuación, con una retórica muy conforme con el aire ideológico de aquellos tiempos, justificaban el nombre y la imagen de este galardón “por entender que es un símbolo autóctono de lo vizcaíno y lo hispánico (…) la figura de piedra arenisca, simulando un jabalí, encontrada en Durango (Vizcaya), es un exvoto oferente céltico similar a los toros y verracos hallados en la Península pero con un disco solar o lunar privativo vizcaíno”. Con estos dos enunciados el festival hacía patente desde el principio la voluntad de aquellos primeros organizadores de poner en íntima relación su atención a la cultura local y su determinación de llevar el nombre de Bilbao al primer plano de la cinematografía internacional.

En 60 años pueden cambiar muchas cosas, casi nada es lo mismo una vez que el tiempo hace su trabajo durante un periodo tan largo. Sin embargo, en ZINEBI hay una idea que viene siendo la misma en la cabeza de cuantos responsables se han ocupado de su organización desde 1959 hasta ahora mismo: la idea de que el festival de cine de Bilbao apuesta por la cultura y la industria cinematográfica y audiovisual del País Vasco a la vez que trabaja día a día por presentar en Bilbao las últimas tendencias del cine contemporáneo mundial, por prestar atención a los cineastas emergentes de los cinco continentes y por fomentar la presencia y el prestigio de nuestra ciudad en el plano internacional.

Por todo ello, entre el programa de actividades destinadas a poner de relieve la conmemoración de esta redonda efeméride, ha encomendado a la joven artista plástica vasca Maite Leyún una relectura en clave estética y un nuevo diseño del trofeo Mikeldi (ahora escrito con k); por su parte, el también artista plástico Koldo Atxaga ha recibido el encargo de crear el cartel del 60o aniversario del festival.

Maite Leyún (1986) es licenciada y doctora en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco en la especialidad de cerámica contemporánea. Su obra se centra en la cerámica como punto de partida, complementándose con un carácter multidisciplinar. Tanto los materiales que utiliza como las formas que busca se vinculan siempre a la realidad contemporánea, sin prestar atención a las fronteras creadas entre la escultura, la instalación, el diseño, la performance o el propio trabajo manual. Su objetivo es crear volúmenes que sean capaces de ser a la vez pregunta y cuestionamiento.

A lo largo de su trayectoria ha participado en diferentes exposiciones nacionales e internacionales, entre las que destacan el Premio Máximo Ramos (Ferrol), la Bienal Internacional Cerámica (Marratxí), el Concurso Internacional de Cerámica (L ́Alcora), todas ellas en 2018, así como Gureak Euskaditik Mexikora (Mexico DF) en 2014 y Progress in work. Work in crisis (Limoges y Bilbao) en 2013, entre otras. También su obra ha sido mostrada de manera individual en Not a Pot en ICSHU (Hungría). Ha recibido diferentes premios y becas, entre ellas la Beca Fundación BilbaoArte en 2013 y la Beca de Residencia en International Ceramic Studio en 2012. Su práctica artística se complementa con diferentes proyectos relacionados con el campo del diseño, la docencia y la investigación.

Maite Leyún sobre el nuevo Mikeldi de ZINEBI

Hace pocos días, veía cómo Facebook censuraba dos fotos publicadas que hablaban de una teoría referente a la autoría de la famosa talla prehistórica conocida como Venus de Willendorf. La teoría hablaba de la posibilidad de que la figura hubiera sido realizada por una mujer mirándose a sí misma como modelo. Una vista cenital de una mujer desnuda era comparada con otra vista similar de la figura. Las imágenes fueron eliminadas de la red social. Ya no nos escandaliza la idea de la censura de las imágenes (en este caso por salir desnuda) y parece que en esta historia lo de menos es la representación y la funcionalidad de esa mujer.

Hablamos de autores y autoras y de medios de comunicación… pero no de las formas, del contenido y de los procesos. Hemos crecido preguntándonos por qué se hacen las cosas dando más importancia al motivo que al proceso. Pero una de las cualidades del arte es que el QUÉ y el CÓMO van de la mano. Qué es el nuevo Mikeldi y cómo se ha realizado son dos cuestiones también van de la mano.

Partiendo de una figura ejecutada hace miles de años, he buscado la creación de una nueva forma que no recuerde a nada conocido pero que nos recuerde al Mikeldi. Revisitando características anteriores, decidí recuperar la idea de las inscripciones para ubicarlas dentro del disco, elemento

central de unión entre la pieza original y esta nueva propuesta. Inscripciones que servirán para reconocer el trabajo de nuevos autores y autoras en este festival de cine. Así pues, tenemos un objeto cerámico que, partiendo de una talla antiquísima, pretende ser una forma nueva que sirva para reconocer la labor de aquellas personas que sí le dan importancia al cómo hacer las cosas a la par que se preocupan en contar algo.

El cartel de la 60a edición es obra del artista plástico Koldo Atxaga, licenciado en Bellas Artes y doctor en Comunicación Audiovisual, que combina la docencia universitaria con su o cio, un tanto anárquico, de diseñador. Le interesa especialmente el ámbito cultural, para el que desarrolla logos, carteles, portadas y títulos de crédito. Obviamente, jamás se hará millonario, pero a cambio le gusta gozar de plena libertad creativa. Dicen que su padre estaba orgulloso de dos cosas: ser de Bilbao y ser proyeccionista de cine. Con tales premisas, no es extraño que Atxaga haya acabado realizando el cartel para el 60o aniversario de ZINEBI.

Koldo Atxaga sobre el nuevo cartel de ZINEBI

No es fácil tomar el relevo a un diseñador como Óscar Mariné tras sus 17 años diseñando los carteles de ZINEBI y cuya obra, además, me ha servido de guía en muchas ocasiones. Pero el festival estrena nueva etapa en su 60o aniversario. Había que cambiar y había que hacerlo de manera radical.

Por mi parte, las premisas fueron claras desde el principio: rojo, abstracto y conceptual. La solución que he encontrado se inspira en las películas realizadas por el pintor vasco José Antonio Sistiaga, que aplicaba el pincel directamente sobre el celuloide, fotograma por fotograma. Las texturas e imperfecciones de la escala diminuta se amplificaban después sobre la pantalla de cine, desvelando formas orgánicas de apariencia cósmica. Este proceso ha supuesto para mí un viaje místico hacia un territorio más allá de lo figurativo. Lo que allí he encontrado es el magma primigenio, el líquido amniótico, la materia desde la cual todo es posible.