INTERNATIONAL FESTIVAL
recognised by:
INTERNATIONAL FESTIVAL
categorised as Class A by:
E la nave va

Hace diez años, con ocasión del cincuentenario de ZINEBI, los responsables del festival llamaron al inolvidable dibujante, humorista y artista plástico bilbaíno Juan Carlos Eguilior para invitarle a participar en la celebración del aniversario con el encargo de crear dos carteles conmemorativos. Aceptó inmediatamente y se propuso desde el primer momento superarse a sí mismo, pues treinta años atrás, en 1978, había sido el autor del cartel de la 20ª edición del entonces llamado Certamen Internacional de Cine Documental.

El resultado de su trabajo en 2008 fueron dos impactantes y muy trabajadas imágenes que constituyeron una muestra más del genio inclasificable del singular bilbaíno que, aunque donostiarra de nacimiento, Eguilior siempre quiso ser. En la primera, un solitario espectador- tocado con sombrero de ala, vestido con abrigo al modo de los gángsteres y policías del cine negro americano y luciendo en la solapa una insignia del Athletic- dirige su mirada a la pantalla envuelto en la oscuridad de una sala de cine; en la segunda, un impresionante navío, de altísimo bordo y con la bandera de Bilbao ondeando al viento, surca una suerte de mare tenebrosum mientras un fantástico personaje con forma de cohete lo filma desde la costa.

Estas dos imágenes me vienen ahora a la cabeza, en este 2018 en el que ZINEBI celebra su 60º aniversario. Y me parece que las dos guardan todavía una fuerte carga metafórica pues ambas, cada una a su modo, expresan bien dos de los rasgos de carácter más destacados del festival a lo largo de su historia: por un lado, ZINEBI invita cada año a los bilbaínos y las bilbaínas, y también a quienes visitan nuestra ciudad en noviembre, a acudir a las salas de cine, a sentarse en su butaca y a mirar con atención los mundos que se despliegan en la gran pantalla. De un modo quizás algo paradójico, si bien la sala nos reúne en una especie de comunión cinéfila, lo cierto es que la mirada de cada espectador y espectadora es un gesto radicalmente individual y por ello esencialmente solitario. Además, me atrevería a decir que en medio de la actual hipertrofia de plataformas, formatos, soportes y dispositivos para la exhibición de películas, ir al cine, solo o sola o en compañía, no deja de ser un acto de resistencia frente a la progresiva uniformidad de las formas del consumo cultural de nuestro tiempo. Por otra parte, la imagen de la gran nave en plena singladura nos sirve para evocar la idea del esfuerzo, la paciencia y la perseverancia que son necesarios para arribar a buen puerto. ZINEBI ha sabido llegar a sus sesenta primeros años convertido en un gran festival de cine, el segundo de Europa y el tercero del Estado, un auténtico buque insignia cinematográfico que es hoy por hoy una cita ineludible y un punto de referencia internacional -entre lo local y lo global- para el talento emergente de cualquier lugar del mundo. Esto es así porque además el festival lleva prestando especial atención en los últimos años al cine dirigido por mujeres y, más en general, a la presencia y al trabajo de las mujeres en todos los niveles profesionales de la industria cinematográfica y audiovisual. Estoy segura de que este compromiso va a cobrar un renovado impulso con el reciente nombramiento de Vanesa Fernández Guerra como nueva directora de ZINEBI.

Yo me sumo con gran alegría a esta conmemoración, felicito a la organización del festival y les animo a seguir como hasta ahora, con la conciencia de ser una de las principales actuaciones del Ayuntamiento de Bilbao en el terreno cultural y artístico.

Porque como dijo Federico Fellini, el gran maestro italiano, en uno de sus títulos más memorables, e la nave va.

Nekane Alonso
Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Bilbao