DE TODO EL EQUIPO, DE TODO CORAZÓN

Suele decirse que el cine es un arte colectivo. En mi segundo año como directora de ZINEBI, me gustaría señalar que, por las mismas razones, cada edición de un festival es también un trabajo colectivo, de equipo, mujeres y hombres cinéfilos, entregados y entusiastas, que persiguen lo mismo: por un lado, reflexionar sobre las tendencias estilísticas, las formas de hacer y la imagen del mundo que subyace en el cine independiente y de calidad que se hace en los cinco continentes; en segundo lugar, presentar esta reflexión a las bilbaínas, los bilbaínos y a quienes nos visitan, mediante una programación sólida y coherente en un ambiente de crítica y especialización, para lo cual resulta imprescindible que nuestras espectadoras y espectadores tengan cada año la experiencia única de encontrarse y dialogar con quienes hacen las películas, acerca del porqué y el paraqué de las imágenes que muestran ante nuestros ojos y nuestra sensibilidad.

En la consecución de estos dos objetivos, el equipo de ZINEBI —que me siento muy orgullosa de encabezar y sobre todo, de formar parte— no quiere olvidarse de nada ni de nadie: no nos olvidamos de que este certamen tiene mucha historia por detrás pero también mucho futuro por delante; no pasamos por alto, sino todo lo contrario, que una de nuestras obligaciones fundamentales es contribuir, desde nuestro particular cometido, al desarrollo de la creación y de la industria audiovisual de Bilbao, Bizkaia y del País Vasco; tenemos muy presente que el amor por las imágenes del cine y la consideración de su potencial para la forja de una sociedad de ciudadanas y ciudadanos libres e iguales son cosas que se aprenden desde la infancia; no se nos escapa que, en un horizonte de natural y completa paridad de género, hemos de renovar nuestra voluntad de dar visibilidad y apoyo al trabajo que realizan las mujeres en la producción cinematográfica de los distintos países, no solo el de las directoras, sino también el de cada uno de los sectores profesionales que integran este oficio singular. Estas son, creo yo, las principales misiones de un festival como ZINEBI.

Nos esperan días muy intensos y los afrontamos con muchísima ilusión porque nuestro festival mantiene su compromiso con un cine y unos cineastas que, a su vez, se comprometen con las realidades del mundo en que vivimos… Y porque tenemos un gran equipo, gente que le echa corazón a todo lo que hace.

Vanesa Fernández Guerra
Directora de ZINEBI