Utiliza nuestro buscador

PREMIOS HONORÍFICOS · MIKELDI DE HONOR

CECILIA ROTH

CECILIA ROTH. UN ROSTRO DE MUJER

Es sabido que frente al cine norteamericano clásico -el de los grandes productores, los grandes estudios y el star system— el cine europeo moderno, que arrastraba por su parte la pesada herencia de la literatura melodramática y el viejo teatro de fines del s. XIX, empezó a forjar su identidad por caminos muy alejados de todo lo anterior. Una de las claves consistió en proceder, sobre todo desde el final de la Segunda Guerra Mundial y la crisis espiritual que tuvo como resultado, a una cierta introspección, a un vaciado de la materia argumental cuyo propósito era inducir al espectador a la reflexión en torno a las preguntas que esos huecos narrativos dejaban en suspenso. Un cine en el que parecía no pasar nada. Una segunda clave fue que esta voluntad de interrogación existencial y fragmentación narrativa encontró en el rostro de la mujer uno de sus rasgos de estilo más recurrentes. El rostro de ciertas grandes actrices, minuciosamente modelado por sus directores mediante insólitos encuadres y tratamientos de la luz, pasó así a convertirse en el epitome de toda la experiencia humana, del dolor y la alegría de vivir, un fenómeno característicamente europeo que dio lugar a una nueva relación entre los cineastas y sus actrices. Fue el caso de Dreyer con María Falconetti, de Rossellini con Anna Magnani e Ingrid Bergman, de Antonioni con Mónica Vitti, de Bergman con Ingrid Thulin y Liv Ullmann, de Godard con Anna Karina y, entre nosotros, de Saura con Geraldine Chaplin.

ZINEBI56 premia con el Mikeldi de Honor de este año a una actriz eminente del cine de nuestros días, a una mujer que ha trabajado mucho y que constituye el vivo testimonio de la continuidad en el tiempo de una gran tradición europea, en la estela de las eminentes actrices que acabo de citar: la argentina Cecilia Roth.

Nacida en Buenos Aires en una familia de intelectuales de origen judio centroeuropeo, Cecilia Roth es poseedora de una extensa filmografía por la que su extraordinario talento interpretativo le ha deparado importantes premios nacionales e internacionales. Llegó a España en 1976, huyendo junto a su familia de la feroz represión desatada por la Junta Militar que tomó el poder tras un cruento golpe de estado. Dos grandes directores de nuestro cine captaron de inmediato los rasgos excepcionales y las infinitas posibilidades de un rostro, unos ojos, una voz y unos registros como intérprete, entre el drama y la comedia, muy personales y por ello reconocibles: el primero de ellos Iván Zulueta, que en 1980 la llamó para protagonizar su inolvidable Arrebato, una película inclasificable, aún considerada de culto, que convirtió a director y actriz en dos iconos de lo que entonces empezó a emerger como un nuevo paradigma del cine español, el llamado Cine de la Transición; el segundo Pedro Almodóvar, con el que trabajó en dos de las películas más emblemáticas de aquellos momentos de cambios y rupturas en todos los órdenes de la vida española, expresiones genuinas de la muy iconoclasta y exultante movida madrileña: Laberinto de pasiones (1982) y Entre tinieblas (1983). La colaboración de Almodóvar y Cecilia Roth se ha mantenido en el tiempo con Todo sobre mi madre (1999) y la reciente Los amores pasajeros (2013). En el cine argentino ha sido el director Adolfo Aristarain el creador de dos películas con cuyos personajes femeninos Cecilia Roth ha logrado expresar de un modo incomparable el dolor en los plieques más íntimos de la vivencia humana, al que antes he hecho referencia: Un lugar en el mundo (1992) y Martín (Hache) (1998).

El Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao premia a Cecilia Roth con el Mikeldi de Honor de su 56° edición porque reconoce en ella a una actriz libre y generosa, a la vez heredera de la gran tradición de intérpretes femeninos del cine europeo moderno y contemporaneo, una mujer que ha sabido alcanzar en su oficio una madurez plena de aciertos dramáticos y ha sabido también, con una espléndida mezcla de intuición, riesgo y coherencia personal y profesional en la elección de sus papeles, encarnar en cada una de sus películas a mujeres de su tiempo, mujeres con carácter que saben reír y llorar y que ya forman parte, entre España, Europa e Iberoamérica, del imaginario cinematográfico de millones de espectadores.

Luis Eguiraun.
Programador

Organizers
Organizadores
Sponsors
Patrocinadores
Collaborators
Colaboradores